domingo, 3 de febrero de 2013

Señor Presidente, todo es falso.

Ayer don Mariano se dignó a sacar la cabeza de su agujero, pero sólo un poco. A pesar de que todo un país (ése al que usted representa y dirige, señor Rajoy) lleva más de quince días esperando que salga a hablar de los antes supuestos papeles de Bárcenas, no le había parecido un tema para incluir en su agenda. Y tampoco le pareció oportuno ahora hacer una comparecencia pública, de manera que intervino ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, sin consentir una rueda de prensa porque las cuestiones y preguntas que inquietan a España se las pasa por el arco del triunfo, para decir que todo es falso, desgranando negaciones (como suele) durante quince minutos. A continuación, dando un paso al frente, se comprometió a hacer pública su declaración de la renta, eso sí, sin aclarar hasta qué ejercicio se remontará, y esperando que creamos que eso lo aclarará todo. Señor Rajoy, si hasta las paredes para las que habla saben que, más tonto sería, si incluyese sus pufos en la declaración de la renta. Esa "transparencia" no soluciona nada, pero, ya puestos, podemos incluir la mía al lado de la suya y por lo menos nos entretenemos en un juego comparativo. Por último, aprovechó para brindar su apoyo a la Ministra de Sanidad, Ana Mato, como ya hizo en su día con el amanuense del PP, Luis Bárcenas. Muy bien todo, don Mariano.
 
El señor Rajoy reunió ayer a toda la cúpula del PP para asegurarse los aplausos y para abordar por fin la conmoción que provocó la publicación en el diario El País de esa famosa lista de supuestos pagos en B rigurosamente anotados por la mano de su extesorero diciendo que todo es falso. Porque todo es falso aunque, grafológicamente, y desde distintos foros, los apuntes se hayan dado por ciertos. Todo es falso aunque varias de las anotaciones hayan sido reconocidas por los destinatarios de las cantidades expresadas. Todo es falso aunque esto sea tanto como decir que 47 millones de españoles están equivocados. Todo es falso y los ciudadanos tenemos que creer que ésta sea su primera verdad desde que asumió un cargo que falsamente se ha merecido. Ustedes dicen que existe una Causa general contra su partido porque simple y llanamente se les acusa de ser unos chorizos, sin reconocer que pruebas y razones nos han presentado para hacerlo. Dicen que creen en la justicia y lo que nos parece es que, en lo creen a pies juntillas, es en su lentitud y el margen de maniobra que les otorgará. Pero, entretanto, y con quince días de retraso, todo es falso.
 
Y tiene usted toda la razón, don Mariano. Estamos plenamente convencidos de que todo es falso.
 
 

4 comentarios:

  1. Existe una clara razón porque le presidente hace esto. Se llama Lecciones Aprendidas.
    Don Mariano pululaba ya por el PP cuando estalló el primer caso grande de corrupción del partido a principios de los 90: El Caso Naseiro. Como Bárcenas, el tal Naseiro (también tesorero del PP) y algunos compichuelos fueron acusados de financiar ilegalmente al partido. En aquel entonces Aznar, que acababa de recibir el poder de su mentor Fraga, logró mantenerse "limpio" de las acusaciones de corrupción, lo que quiere decir que no se le demostró nada. ¿Que pasó con el Caso Naseiro?
    Pues varias cosillas, primero que acabó siendo desestimado por un defecto de forma jurídico pues las escuchas había sido para un proceso de narcotráfico y no para un proceso político, total, los ladrones ni pisaron la cárcel. Por otro lado se salvaron también porque en la mente de todos estaba el caso Matesa de financiación ilegal del PSOE. El "Y tú más" les salvó. Y los españoles, hartos de los sociatas, votaron a Aznar, si bien no le dieron entones la mayoría absoluta.
    Rajoy espera hoy día exactamente lo mismo. Porque les ha funcionado. De hecho recordemos también que el único condenado por Gürtel ha sido el mismo juez que abrió el caso.

    A ver si los españoles aprovechamos de una vez las lecciones aprendidas Y DEJAMOS DE VOTAR A PARTIDOS QUE TIENEN CORRUPTOS EN SUS FILAS.

    ResponderEliminar
  2. No te quepa ninguna duda de que los seguiremos votando. Según los últimos sondeos (una vez destapado este escándalo), si mañana se convocaran elecciones, el PP tan sólo perdería ¡¡5 escaños!! No aprendemos.

    ResponderEliminar
  3. Es así de triste. Recuerdo cuando hablé con un amigo mío de política. Se le veía algo decepcionado con el PP que me lo definió como "más de lo mismo" (pese a que le votó con toda seguridad), pero el problema es que el tipo dice que PSOE es peor y que no se cree a Rubalcaba ni de coña. Para la gran mayoría de los españoles sólo hay dos bandos en política, no nos la tomamos en serio, no creemos en la Democracia. Votamos con la misma cabeza con la que vamos al fútbol. Ora PP, ora PSOE, ora PP, ora PSOE, ora Barça, ora Madrid, ora Barça, ora Madrid... ¿Votar a un tercer equipo? Eso no es "voto útil". ¿Animar a un tercer equipo? Eso es para perdedores, nunca jugará la Champions. La desgracia es que llevamos dos siglos así desde nuestra primera Constitución...
    http://elartilleroilustrado.blogspot.com.es/2013/01/futbol-politica-e-historia.html

    ResponderEliminar
  4. Don Mariano y todos sus secuaces, lo mismo que don Alfredo y los suyos, y que don Artur, don Etc. y los de todos ellos, saben perfectamente que pueden robar o permitir que se robe, sólo con una condición: que no se pueda probar. Todos ellos confían en la justicia, o sea, también saben perfectamente que ni los fiscales van a indagar más allá de lo imprescindible, ni los jueces van a contar con pruebas condenatorias, y en caso de contar con ellas, ya se verá la manera de eliminarlas, de camuflarlas, de que caduquen o de que al juez se le quite la idea de la cabeza. A ninguno le interesa en ningún momento que prospere la verdad, ni la propia, ni la del teórico enemigo (realmente socio), ya que acto seguido prosperaría también la propia.

    ResponderEliminar

Artículos más leídos