lunes, 1 de julio de 2013

Hacienda somos todos los tontos

Ayer por la tarde, como en la calle caía un sol de justicia que ni en Soto del Real, me tumbé y me dejé empapar por un debate televisado. Entre otros asuntos de los que también caldean el ambiente, se intentaba resolver la duda que a todos ofende. ¿Ha disfrutado la Infanta Cristina de un trato de favor en alguno o en todos los ámbitos por los que se han paseado sus negocios? El más reciente, su paso por Hacienda, fue la gota que colmó el vaso de gintonic provocando la salida atropellada de Montoro a recitar una sarta de idioteces que han hecho dimitir por vergüenza a la directora de la Agencia Tributaria. Yo también habría salido por patas. Andaba la discusión in medias res, cuando me llamó mi madre muy interesada en hablar del tiempo que hacía y de lo que íbamos a comer hoy. Al colgar el teléfono, dirimidas estas cuestiones de crucial importancia, había aparecido en plató como una seta de verano un señor muy coherente, cuya presentación me perdí entre el calor y los macarrones, que explicaba con claridad meridiana cuál es el tratamiento que, al nacer infanta, se te procura en una Administración.

Todos los DNIs de los contribuyentes se encuentran incluidos dentro de una misma base de datos. Sin embargo, hay ciertos números a los que no puede acceder un funcionario cualquiera. Aquellos que identifican al de la foto con sólo dos cifras, y quizá algunos otros, son tratados por funcionarios de alto rango de los que se daba a entender que no accedían a su puesto por oposición pública sino por méritos políticos privados. Algo tan inusual en este país como aquel caso aislado en que el secretario de Estado de Hacienda, Fernández Ordóñez, se convirtió por arte de birlibirloque en consejero del Banco de España para traernos hasta donde estamos con el mismo arte. Donde haya un político para desfacer entuertos que se quite todo lo demás y se lleve bien lejos. Resumiendo la comparecencia, lo que vino a atestiguar es que, si los datos fiscales pertenecen a un ciudadano peatonal, los trata un funcionario de Hacienda del montón, pero, si son los de un ciudadano de alta cuna, los trata un alto cargo de la Administración y nadie más. Funcionarios de distinto rango para ciudadanos de distinta ralea. El prudente tertuliano no resolvió si los criterios de control son los mismos para unos y otros porque a la vista está, ni informó de quiénes son todos los "contribuyentes" cuyos datos no pueden ser observados por cualquier ojo administrativo porque para qué si no somos ni usted ni yo. Tampoco aclaró dónde pudo gestarse el error de trece notarios y el fisco que han dejado la profesionalidad de Hacienda al nivel de una chapuza barata. Aunque a este respecto, sí quiso declarar que los funcionarios y el sistema informático de la Agencia Tributaria son incuestionables y recordar que un notario no da fe de lo que no se documenta debidamente.

Luego, lo dijo todo. Errores, poquitos; dimisiones, insuficientes. Lo que no se puede permitir es que, una vez más, paguen justos por pescadores. Se pongan como se pongan los que se ponen donde no deben, quedó nuevamente a la luz dónde duerme la incompetencia. Que, en el afán por politizarlo todo, se han llevado a la nación por la barranquilla. Que no podemos creer en nada. Que no se puede confiar en una Administración que no nos mide a todos igual. Que no se puede vivir al amparo de una justicia ciega y manca que condena a uno y perdona a cientos con las mismas pruebas y distintos criterios. Que esto es un sindiós por mucho que se empeñen Rouco, Wert o el Papa Francisco en predicar lo contrario. Que en este país hace un calor que le hierve la sangre a cualquiera. Que, por si la duda no ofendía lo bastante, ahora, ayer y siempre, Hacienda somos todos, pero unos más que otros.

2 comentarios:

  1. Cada vez que veo esas idioteces en la televisión o las leo en los diarios, se me sube la bilis a la boca. Aún recuerdo a cierto expresidente balear que, al preguntársele por el trato de favor que recibía Urdangarín, dijo todo lleno de razón; "¡Si es el duque de Palma!!"

    ResponderEliminar

Artículos más leídos