domingo, 21 de julio de 2013

Viaje a la inopia

Hacer la maleta cuando se está hasta el gorro de Bárcenas se convierte en un placer (Mariano, toma nota). Me marcho. Empalagada de las andanzas del PP y su tesorero. Aburrida a más no poder. Mientras decido si empaqueto el bikini o el neopreno, me pregunto hasta dónde llegará la satisfacción de Urdangarín, cuyas faltas pasan como un fantasma sobre las líneas impresas desde que el des-gobierno vive en ellas. O dónde queda el caso de los EREs andaluces, mucho más grave, de momento, que el que llena periódicos en exclusiva desde que Luis el Cabrón se convirtiera en el amo del calabozo. Me voy cansada de no ver, oír ni leer nada más cuando la noticia más destacada esta semana titulaba: "La Virgen del Rocío aparece en los papeles de Bárcenas. Todo dios podría estar implicado en la trama". Y no sé si llevarme zapatillas o sandalias.
 
Recapitulando lo más relevante de la actualidad, me doy cuenta de que cabe todo en una línea, por tanto suscribo a Margallo cuando dice que, para decir chorradas, me callo y no empaño más la marca España que bastante vaho lleva. (El cepillo de dientes, que no se me olvide). Me llevo además la triste esperanza de que, para mi regreso, el juez Ruz haya terminado con el papeleo de Bárcenas, Cospedal de la Mancha haya declarado lo que le haya parecido y Rajoy y España descansen los dos a una de tanta bobada. En fin, que mientras escampa o cae el diluvio universal, ésta se pira para no ver ni lo uno ni lo otro.
 
Al cerrar la maleta, me queda la impresión de que este hartazgo no es personal. El país entero está desmotivado. Prefiere dejar de informarse porque considera que es más feliz sin conocer los detalles. Esa es otra de las razones, Pedro J., de que su periódico no se venda por mucho que lo escriba sentado en una celda de Soto. Pero, a mí, esta noche, me es indiferente.
 
Mañana amaneceré a orillas del lago di Garda sin prensa, sin hambre de actualidad y sin tensiones. Con el ánimo a punto para que me lo den todo hecho. Con la mochila cargada de otros mapas. Con la mirada puesta en otros horizontes...
 
Guardadme el sitio, que es mío. Y haced lo que podáis por que, en estos quince días, las buenas noticias salten a la primera página.
 
Ciao, blogueros. ¡Nos vemos a la vuelta!
 

2 comentarios:

  1. Haces bien en ir a descansar y a buscar otros horizontes, mientras puedas sofronizarte por unos días, pero mucho me temo que los que mueven los hilos de Luis el Cabrón, Marianico el Corto, Cospe de la Mancha y demás elenco de muñegotes patrios, europeos e intercontinentales tienden su manto “transparente” por el orbe, incluyendo La Inopia, Babia, el lago di Garda, Turkmenistán y las Calderas de Pedro Botero. En cualquier caso, disfruta lo que puedas -eso siempre- y ya nos contarás.

    ResponderEliminar

Artículos más leídos