martes, 27 de agosto de 2013

Artur Mas o Menos

Entre el "Me duele España" de Unamuno  y el "Me sobra España" de Artur Mas, media esa butifarra de la merienda que se acomoda toda en el culo. Es como si el presidente de la Generalitat, de pronto un día, se hubiera visto gordo y hubiera decidido hacerse una liposucción de la parte más grande de su cuerpo medido a ojo de buen cubero. A mí, desde el principio, me ha parecido todo un capricho anoréxico de esta política de medio pelo que estamos obligados a desayunar por castigo desde nadie sabe a ciencia cierta cuándo. Artur dice que se ve un poquito "gros" y Mariano le sigue la corriente en esa variante del español que se habla con la lengua enroscada al puro para subrayar las sibilantes. Prueba de esta confabulación es que, como salida a su última pataleta independentista, Artur + ha prohibido la venta de souvenirs con forma de toro en las Ramblas de Barcelona y, sin embargo, Mariano todavía no ha contestado prohibiendo la venta de burros de peluche en el resto de las Comunidades españolas.

A pesar de todo, yo creo que a Artur se le está yendo la mano tres dedos con el asunto de la emancipación. De hecho, ya ha conseguido que 1060 empresas se independicen y se lleven sus sedes a Madrid. Algo similar al exilio que se vivió de Quebec a Toronto, pero con la diferencia de que, en Madrid, las ven venir sin entender una palabra. Independientemente de la independencia a la que aspira Artur, hay quien considera que lo único que le debe al lugar en el que nace es que le marca el punto exacto desde el que tiene que salir por patas, como algunos bilbaínos, que nacen donde les da la gana. Con esta idea sobrevolando la subida de impuestos y el complot de un buen número de españoles que han decidido no comprar productos catalanes abarrotándoles los almacenes, los empresarios antes llamados catalanes no han necesitado más.

A mí, para lo que hago desde que me levanto a las seis hasta que me acuesto a las doce, me da rematadamente igual si Cataluña, o Artur Mas por su cuenta, se independizan o se quedan a vivir en casa de sus padres. Ahora bien, si cada vez que se disputa un encuentro entre el Madrid y el Barcelona se decide el futuro de la humanidad entera, ¿qué va a ser de todos nosotros cuando el FC Barcelona sólo pueda aspirar a jugarse la copa del rey Arturo con el Tarrasa como máximo oponente? Y lo que es más importante ¿se la jugarán al fútbol o a la nueva lotería catalana? Los problemas empiezan a amontonarse y van nublando ese cielo de libertad y prosperidad que dibujaba Artur en el que iban a atar los perros con butifarras. Cada vez son más los que consideran que lo de Mas es un despropósito, pero no debemos olvidar que la historia se escribe juntando disparates. Se sabe de buena tinta que Napoleón podría haberse impuesto en Waterloo si no fuera porque unas hemorroides le impidieron dirigir a caballo la batalla. Si unas almorranas cambiaron el destino de Europa, por qué Artur Mas no va a ser capaz de cambiar el mapa de España. Mariano debería ir haciéndole ver que esto son "babas" contadas.

Aunque yo no entiendo mucho de danza experimental ni lo lamento, me da que, en este baile de presidentes, uno de los dos o los dos se está saliendo de la pista y, a este paso torpe de vals, el presidente de la Generalitat va a acabar celebrando su independencia envuelto en la bandera de Aragón, brindando con cava de importación, y comiendo longaniza de Graus mano a mano con el caganet. Y no me refiero a Mariano.

4 comentarios:

  1. La famosa efervescencia nacionalista se está yendo al carajo. Ya no llega el nacionalismo para tapar vergüenzas. No se puede estar con la boca pidiendo independencia y con la mano pidiendo dinerillo español para salvar a un Estat Catalá en bancarrota.

    ResponderEliminar
  2. Los dos últimos párrafos sublimes,no se puede decir más en menos, ni con Mas gracia. Lo que me temo es que al final a lo mejor el caganet si que es Mariano, porque nuestros gobernantes son así de "babosos".

    ResponderEliminar
  3. Artur Mas es el mayor aspirante al premio del Gran Asador de la Manteca. Nadie nunca se independizó de su principal mercado, en este caso, el resto de España.

    Pero claro, si han pillado a los Pujol y a otros honorables miembros de CIU con las manos en la masa trincando, su salida es la independencia para controlar el poder judicial. Así podrían trincar a pierna suelta. Es el viejo caciquismo español que las Autonomías han revitalizado en todas las regiones.

    ResponderEliminar
  4. De la ligera lectura del articulo me gusta la alusion a mi tierra aragonesa cuya bandera es comun a Cataluña, Valencia y BAlares. Por lo demas me gustaria leer a Jordi Sole Tura su "Catalanismo y revolucion burguesa" publicada en s.XXI (en catalán no lo se inicialmente). No se si las autonomias han revitaliiizado el caciquismo tradicional, pero si lo podemos juzgar por sus trapicheos o como se llamen prefiero juzgador en los TRbunales S Justicia autonomicos que en Madrid, salvoo casos de corrupcion flagantes.

    ResponderEliminar

Artículos más leídos