sábado, 31 de agosto de 2013

Crímenes contra la humanidad o sentido común

El Parlamento británico ha decidido por votación no intervenir en Siria y el ministro de Defensa no ha tardado en declarar que no intervenir atenta contra el sentido común. El sentido común dicta que hay que atacar Siria porque se han usado armas químicas. EEUU, que tiene mucho más sentido común que los británicos, por supuesto, y que el resto de los mortales, sin lugar a dudas, sí va a tomar cartas en el asunto. Considera que el uso de armas químicas es una barbaridad habiendo como hay armas no químicas para estos casos e, incluso, si me apuras, hongos nucleares que agilizan el trabajo como los sirios no pueden hacerse una idea y quedan mucho más decorativos vistos desde lejos.  El presidente de EEUU ha manifestado que "no podemos aceptar un mundo en el que mujeres, niños y civiles son gaseados". Que los acribillen a balazos como siempre se ha hecho, bien, pero esto es, desde luego, inaceptable. Por eso, Barack Obama está considerando la posibilidad de poner en marcha una acción militar "limitada" para enseñarles a estos mataos cómo va la cosa.
 
El secretario de estado de EEUU, John Kerry, ha convocado una rueda de prensa con prensa y todo (no como aquí) para poner en común parte de la información que la Inteligencia estadounidense maneja, y ha acusado a Al Asad de cometer crímenes contra la humanidad porque ésta no es forma de matar. Utilizar armas químicas para matar en propia puerta resulta absolutamente inhumano. Menos mal que, más acá, tenemos a la Inteligencia estadounidense para poner un poco de juicio en situaciones de guerra porque, al resto, para humanos nos faltan unas cuantas dosis de animalidad.
 
Kerry se abstuvo de desvelar los planes reales de Barack Obama. Todo dependerá de su propia agenda y de sus propios valores e intereses, que, si no tiene hueco en la agenda, igual ni siquiera pueden atacar ni nada, por tanto y por sentido común, lo más sensato es dejarnos en ascuas. Si bien, el secretario de estado no ha podido dejar de preguntarse por "el riesgo de no hacer nada", algo que no se nos hubiera ocurrido a ninguno. Los ciudadanos de a pie solemos preguntarnos mucho más por el riesgo de intervenir que por el de no hacerlo, claro, que el pueblo llano anda algo escaso de sentido común. Lo que hay que hacer es bombardear Siria para que no vuelvan a usar armas químicas habiendo como hay formas mucho más legales de matar. Es una cuestión de sentido común, mal que nos pese. Lo que sucede es que el sentido común es un sentido exclusivo de los ministros de Defensa, los secretarios de estado y algunos presidentes de Gobierno, pero nunca del pueblo. El pueblo, en situaciones de este calibre, para lo único que tiene capacidad suficiente, es para poner los muertos.

1 comentario:

  1. Dice Obama: “Nadie está más cansado de la guerra que yo”.

    Traducción: “Yo estoy aquí para obedecer, si no, no estaría”.

    ResponderEliminar

Artículos más leídos