jueves, 17 de octubre de 2013

Las primeras hojas del otoño

Empezaba a ser viernes por la noche cuando le ponía el punto final a mi artículo Matar o morir en este mismo rincón. A los quince minutos de pulsar el botón de publicar, recibía un mensaje, en la página de Facebook que lleva el nombre de este blog (https://www.facebook.com/UnRinconParaHoy), del presidente de la Asociación Cultural El-HORR de Granada solicitando permiso de la "autora" para publicar mi artículo en su revista. Releí el artículo una vez más y no me pareció lo mejor que había escrito. En realidad, me pareció bastante flojo, pero una no es nunca el mejor crítico de una misma. Si JM Salas consideraba que merecía ocupar un lugar en su revista, ¿quién era yo para cuestionarlo? En el fondo, la inyección de adrenalina que suponía un mensaje así para alguien como yo no me permitía pensar con claridad. Pocas cosas me lo permiten ya. Bien sabéis que este blog está hecho de tripas y corazón, básicamente, aunque, a veces, me permita aderezarlo con una pizca de sentido del humor.

Un mensaje como éste era un auténtico regalo. Todos los que alguna vez comenzasteis a escribir sabéis lo que significa recibir algo así para alguien que no es nadie y que un día decidió sentarse ante una pantalla en blanco porque sí. La alegría que atraviesa el corazón de una escritora aficionada y anónima al ser consciente de que el presidente de una asociación lee uno de sus artículos y considera que está bien, lo suficientemente bien como para hacerle sitio en una revista que transpira cultura y arte y alma y opinión, y en la que la propia asociación ha puesto todo su empeño, no se puede transcribir.

Hoy, por fin, puedo disfrutar de la novena edición de esta estupenda revista con mi nombre en su interior y me siento un poco intrusa. Porque intuyo vagamente el trabajo y el esfuerzo que hay detrás de este proyecto y sé que mi artículo llega "a mesa puesta". Por eso, sé que el agradecimiento ha de ser sólo mío.

Cuando este blog lleva camino de cumplir su primer año de andadura con más de 15.000 visitas en la red, cae, como la primera hoja del otoño, de la pantalla al papel. Y tengo que volver a expresar mi gratitud por la participación de todos los que os asomáis a estas letras cada día manteniéndolas con vida y, principalmente, enviar, con vuestro permiso, un saludo especial a JM Salas, que se dejó caer por aquí aquella noche de viernes y quiso invitarme a formar parte de un proyecto que admiro y en el que me siento orgullosa de poder participar. La gente del sur es maravillosa.

2 comentarios:

  1. Creo que en alguna ocasión he comentado en tu blog que para mí, en la comunicación, es mucho más importante el contenido que la forma, pero que si un buen contenido va envuelto en una magnífica forma, pues miel sobre hojuelas. Yo defino el arte como comunicación bella. Ese es tu caso. Y ahora añado algo más: si cualquier expresión artística es canalizada hacia los destinatarios sin ánimo de lucro, bajo mi punto de vista, ése es el verdadero arte. Si hay pasta de por medio, la comunicación se va distanciando del arte de forma directamente proporcional a la cuantía monetaria. Ya está mediatizado por intereses diversos, con lo que deja de ser libre, y por lo tanto, deja de ser arte. Será oficio, o como lo queramos llamar, y eso es otra cosa, tan digna como queramos considerar, pero diferente. Con todos los estados intermedios que puede haber.

    Enhorabuena por tu blog, que combina buenos y coherentes contenidos con una bella forma de manejar el lenguaje, y es un verdadero placer leerlo. Si cobraras por ello, yo no lo seguiría, aunque hubiera demanda suficiente como para que pusieras precio a tu oferta. Porque no sería tan libre, aunque fuese incluso más bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre, Fractalio.
      Para mí, un placer escribirlo.

      Eliminar

Artículos más leídos